25 de septiembre del 2012

El Archivo Municipal de Alcalá, una vez reformado, está día a día acicalando su imagen mediante la realización de distintas tareas de ordenamiento, distribución y clasificación de los documentos y material inventariado.

La última adquisición registrada ha sido la del Espasa, colección de gran interés bibliográfico, donada por las hermanas Mª Victoria y Mª Ángeles Pazos Bernal, de Sevilla, quienes a través de la familia Cortecero la han hecho llegar a la Biblioteca alcalaína.

El Espasa Calpe es una enciclopedia de gran valor bibliotecario, toda vez que fue la primera colección ordenada y sistemática del saber de la época y, aunque ahora ha sido superada por las ediciones digitales de consulta, conserva todo el sabor y todo el significado de las obras monumentales impresas en papel. Como resultado de su adaptación a las nuevas tecnologías, ofrece en la actualidad versiones en CD y DVD-ROM que se actualizan cada mes. Entre los directores de la editora puede citarse al filósofo y ensayista español Ortega y Gasset y la belleza y elegancia de la publicación responde al gusto intelectual de la burguesía española de principios del siglo XX.

Asimismo, se están clasificando y ordenando las entradas y salidas de documentos, las intervenciones de ingresos y gastos, los libros de caja, rentas y exacciones, las actas de Arquero y presupuestos, los libramientos y balances, inventarios y otros libros de economía: como cosecheros, mercancías, alquileres, distribución de fondos, declaraciones de cosecheros y poseedores de vinos, tierras de beneficencia, etc. referidos al periodo comprendido entre los años 30 y 50 del pasado siglo XX.

Como puede verse un trabajo silencioso, como corresponde a ese mundo de la investigación histórica tan importante siempre y tan desconocido a veces. El trabajo lestá siendo realizado, de manera altruista, Domingo Murcia, Carmen Sanchez Calvo y Mercedes Cano Cano, becaria este verano en la biblioteca.

En palabras del Concejal de Cultura y Universidad, Rafael Hinojosa, “así, lentamente, va tomando cuerpo y vida lo que en principio fue sólo un muestrario de estanterías, ya que con el Archivo Municipal a punto, el centro bibliotecario del Convento de Capuchinos aumentará aún más si cabe su sobresaliente referencia en la vida cultural alcalaína, cuando falta poco más de un mes para que se desarrolle el II Congreso de Estudios Locales en el que, como es sabido, se rendirá homenaje al profesor e investigador Francisco Martín, uno de los pilares imprescindibles para conocer la historia de la ciudad”.