04 de mayo del 2012

El Ayuntamiento de Alcalá la Real está impartiendo ya los cuatro nuevos cursos de Formación Profesional para el Empleo, concedidos por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Van dirigidos a personas desempleadas, a ocupados en pequeñas y medianas empresas, al colectivo de personas con discapacidad y a desempleados menores de 30 años.  Sesenta y una personas se están beneficiando de los cursos.

En las dependencias municipales de Casa Pineda se imparten los de diseñador web y multimedia, de modalidad presencial y dirigido a desempleados en general y el de administrativo polivalente para Pymes, destinado a  jóvenes desempleados menores de 30 años.
Un tercer curso para el colectivo específico de personas con discapacidad sobre elaborador de fibras vegetales, en modalidad presencial, se imparte en el Centro Ocupacional ‘Los Amigos’.

Por último, se desarrolla un período formativo de técnico en domótica, con la modalidad de teleformación y destinado a ocupados en pequeñas y medianas empresas. 

La subvención concedida por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía para los cuatro períodos formativos es de 149.157 euros.
La alcaldesa, Elena Víboras, acompañada por el concejal de Empleo, Rafael Romero, visitó en la mañana del viernes dos de estos cuatro cursos de formación y les animó a aprovechar al máximo esta formación, y la profesionalidad de los monitores, ya que “estos cursos son una oportunidad para afrontar con más competitividad el futuro laboral de los participantes”. 

FORMACIÓN AJUSTADA A NECESIDADES
 El número de alumnos que participan en cada curso de FPE es de 15 (16 en teleformación) y junto a los contenidos propios de cada especialidad recibirán formación transversal en orientación laboral, prevención de riesgos laborales y sensibilización ambiental.

La programación de FPE de la Junta de Andalucía- y desarrollada por el Ayuntamiento- tiene por objeto ofrecer a las personas trabajadoras, tanto ocupadas como desempleadas, una formación ajustada a las necesidades del mercado de trabajo. A su vez, que atienda a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas y a las aspiraciones de promoción profesional y desarrollo personal de las personas trabajadoras, de forma que les capacite para el desempeño cualificado de las distintas profesiones y para el acceso al empleo.