01 de octubre del 2012El programa Acciones Experimentales- que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Alcalá la Real como entidad colaboradora del Servicio Andaluz de Empleo- está llegando a su recta final y tiene prevista su finalización el próximo 14 de Noviembre. En el desarrollo del mismo, la concejalía de Empleo ha facilitado la atención a 52 personas desempleadas y la inserción laboral de un 35% de ellas, a través de diferentes acciones.

Según ha informado el edil del área de Empleo, Rafael Romero las acciones experimentales han permitido “hacer un estudio pormenorizado para dar respuesta a las necesidades formativas tanto de empresas como de las personas usuarias participantes” y por ello “se han puesto en marcha un conjunto de acciones formativas”. También, según Romero Lacalle, “se han realizado prácticas laborales en empresas locales, tutorías individualizadas con las personas beneficiarias  y  se han llevado a cabo talleres grupales”. 

 Entre las acciones formativas se han ejecutado tres ediciones del curso “manipulador de alimentos de mayor riesgo”, dos ediciones del curso “conductor de carretilla elevadora y operador de aparatos elevadores”, y los cursos “aplicaciones informáticas orientadas a la búsqueda de empleo”, “operador de vehículos y maquinaria de movimientos de tierra”, “operador de grúa autocargante”, “logística y gestión de almacenes”, y “transformación de materiales plásticos: extrusión y termoconformado”. Éste último, realizado por una empresa local, es destacable por conllevar, tras su finalización, un compromiso de contratación (como mínimo) del 50% de las personas participantes.

En la actualidad, se está celebrando el curso “mantenimiento electroneumática. nivel I”, y en breve dará comienzo “técnicas de ventas y negociación e inglés comercial”.

Otra acción llevada a cabo ha sido la realización de prácticas laborales en empresas locales (con algunas de las personas usuarias), tales como “auxiliar de enfermería en geriatría”, “televendedora – telemarketing” y “operador de carretillas elevadoras”. Dos de ellas, han tenido como resultado la inserción laboral de sus participantes.

Se han mantenido tutorías individualizadas con las personas beneficiarias  y  se han llevado a cabo talleres grupales, tales como: “técnica de búsqueda de empleo: bolsas de trabajo”•, “taller de entrevista laboral”, “el currículum vitae como  herramienta de publicidad y marketing”, y taller “análisis del mercado de trabajo actual”.

 Los objetivos del programa han tenido dos vertientes. Por un lado, para las empresas locales han supuesto la incorporación de personal cualificado en su gestión, en función de las necesidades de evolución de plantilla; el ahorro en costes relacionados con los procesos de reclutamiento y selección, ya que el Programa asume el gasto de orientación, selección y formación de las personas; formación adaptada a las necesidades reales del puesto de trabajo, ya que se han diseñado acciones formativas relacionadas con las competencias profesionales imprescindibles para el desempeño del puesto; la posibilidad de incorporar a los participantes en estancias formativas prácticas anteriores a la relación laboral.

 Por otro, en cuanto a los demandantes de empleo, les ha supuesto: propiciar un contacto directo con la realidad empresarial y con la dinámica que ella conlleva; mejorar su calidad de formación con una experiencia profesional que favorezca su inserción laboral; impulsar la adquisición de una formación especifica relacionada con la mejora de sus competencias profesionales y la posibilidad real de inserción laboral definitiva.