14 de agosto del 2012Cerrados ya los Festivales de Agosto 2012, a falta sólo de que se clausure Expopinta, la Concejalía de Cultura y Universidad presenta un balance altamente satisfactorio, tanto de crítica como de público. Consolidado ya un formato claramente definido, que promociona los valores locales, elimina actos puramente comerciales y mediáticos y distribuye los distintos gustos,  espacios y públicos, la oferta de este año ha comprendido 22 actuaciones -9 de carácter local- y se ha desarrollado durante 14 días en 7 espacios urbanos.

En una valoración general hay que destacar la diversidad de manifestaciones artísticas y culturales y, dentro de ellas,  sus distintos destinatarios, especialmente en los campos de la música (rock, clásica, flamenca, coral, popular, danza, orquestal y country) y del teatro (infantil, de humor, dramático y de calle). Dígase lo mismo de los actos de pequeño formato, como recitales, presentaciones de libros y exposiciones. Todo un compendio selectivo de las más importantes manifestaciones culturales.

A nivel particular, y dentro de una actuación notable, ha habido actuaciones que han superado todas las previsiones de calidad y de público. Por ejemplo, el gran concierto de la Banda sobre Grandes Solistas, con un teatro abarrotado;  la exquisita sensibilidad del recital de piano y poesía Diálogos con la Música y la inauguración de Expopinta, que llenaron Capuchinos; el espectáculo de una piscina municipal luciendo sus mejores galas en la Noche flamenca, el larguísimo aplauso de la gran noche teatral de La barca del zurdo y, como siempre, la plasticidad y puesta en escena de Ópera, zarzuela y revista de la coral Alfonso XI, para rematar con la fiesta popular de la Plaza Andaluza, que marca el final de los Festivales.

Es evidente la aceptación del formato de los Festivales. El público sabe lo que se va a encontrar, le gusta y acude. En palabras del concejal, Rafael Hinojosa, “esta complicidad entre gustos y objetivos forman parte ya del currículo de los Festivales, lo que los define y los caracteriza, convirtiéndose en la gran ventana de lo interior y local, que complementa la visita de lo exterior y foráneo, representada por Etnosur, dos caras imprescindibles de esa moneda que es el verano cultural alcalaíno”.

Con la gratuidad de la mayoría de las actividades y algunas con un precio simbólico, los Festivales de Agosto han vuelto a escribir una página que ha sabido ser “leída” por la ciudadanía alcalaína y por una prensa que los ha seguido con especial atención y cariño, destacándolos como una actividad que “sube” claramente (Ideal, 13-8-12).

El concejal quiere agradecer en esta nota la participación de todos los artistas locales, así como al personal de cultura, mantenimiento y montaje la dedicación en este tiempo de verano y vacaciones en jornadas de trabajo extraordinarias por la complejidad y el horario. Cultura cierra por vacaciones con los deberes hechos.