15 de noviembre del 2012El subdelegado del Gobierno central en Jaén, Juan Bautista Lillo, ha mostrado su intención de colaborar con el Ayuntamiento alcalaíno en los distintos proyectos conjuntos que hay en ejecución. El buen clima ha presidido la reunión mantenida con la alcaldesa, Elena Víboras, y con varios miembros del Gobierno Municipal y, en su primera visita oficial a Alcalá la Real, el subdelegado ha despachado diversos asuntos relativos a la Iniciativa Urbana, las Murallas de la Mota, el proyecto del Parador Nacional de Turismo, las ayudas a las empresas Reindus o la oficina de renovación del Documento Nacional de Identidad. 

 La alcaldesa le ha dado “la más cordial bienvenida en nombre de la Corporación Municipal, pues las distintas administraciones-independientemente del color político de sus gobernantes- debemos apoyarnos para trabajar juntas por el bien de la ciudadanía”. Mientras, el subdelegado le ha respondido felicitándole “pues dentro del panorama de España, Andalucía y la provincia de Jaén, es un Ayuntamiento que lo está haciendo de una manera bastante digna, ya que siguen las inversiones, la población se mantiene, y se está manteniendo el tipo”.

Así Víboras Jiménez le ha trasladado distintos asuntos que hay ahora mismo entre ambas instituciones, como el Parador Nacional de Turismo “para cuyo proyecto de construcción esperamos tenerlo como aliado”, de los fondos de la Iniciativa Urbana “que esperemos recibir pronto, ya que  de ello depende, en buena medida, continuar con la buena situación económica del Ayuntamiento” y también “por el esfuerzo que supone para la creación de 51 puestos de trabajo que hay actualmente”. El Ayuntamiento ha adelantado 3,512.648 euros, que deben ser abonados desde el Gobierno central. 

 Por otra parte, la primera edil le ha solicitado una mayor presencia de la Policía Nacional para que se pueda llevar a cabo con más agilidad la renovación del DNI, y le ha mostrado su preocupación por las ayudas que se dan a las empresas a través del Reindus “ya que se han denegado ayudas a distintos proyectos, especialmente dos que suponen la creación de importante empleo en Alcalá y de relevantes iniciativas para la exportación”. 

 El subdelegado, Juan Bautista Lillo, por su parte, le ha trasladado que “el Parador Nacional está en la hoja de ruta de las necesidades y habrá que priorizar”, pero ha mostrado “la voluntad del Gobierno central para que se retome una vez que la situación económica lo permita”. Por lo que respecta a las ayudas del Reindus, el subdelegado ha afirmado que “se han denegado debido a la gran cantidad de peticiones de ayudas, si bien se van revisar los expedientes por si se pudieran incorporar nuevos proyectos a este programa de apoyo al empresariado”.

En cuanto a la Iniciativa Urbana, ha informado de que se ha preocupado por dichos fondos “que ya están desbloqueados por parte de la  Unión Europea, y que se van a ir pagando de una forma muy rápida, tanto la Iniciativa Urbana I como la II”.
 Por último, el subdelegado ha firmado con la alcaldesa un acuerdo de colaboración en materia de seguridad ciudadana, para impulsar la cooperación y adaptar así la Junta Local de Seguridad del Municipio a la nueva normativa.