02 de julio del 2012

Un Gran Atlas de la Expositión Universelle, París 1878, ha sido donado por el alcalaíno Ventura Sánchez Cañete para el Archivo Histórico Municipal. El ejemplar fue Medaille D´Or por le Jury International des Récompenses para los señores G. Abril y Ávila, y está firmado por le Ministre de Agriculture et du Commerce francés.

Cada provincia, ordenada alfabéticamente, tiene su correspondiente reseña histórica y mapa geográfico, dedicada cada una a un titular de la nobleza, generalmente marqués o conde, y a personalidades políticas o de las letras, como Castelar, Salmerón, Galdós, Ulloa, etc.

La página correspondiente a la provincia de Jaén, dedicada a D. Francisco Serrano, duque de la Torre, añade una ilustración de la catedral de Jaén. Su contenido histórico se abre con el espíritu rebelde y aventurero de los tárdulos y la fundación fenicia de Cástulo (Cazona), Tucci (Martos) y Obulco (Porcuna), entre otras, sigue la destrucción por los cartagineses de Auringis (Jaén) y Hiturgia (Andújar) para desembocar en el hecho extraordinario de la batalla de Bailén.
En la reseña geográfica de Alcalá se anotan la Puerta de los Arcos, el convento del Rosario y la ermita de San Blas, hoy desaparecidos.

Las ilustraciones, de una belleza extraordinaria, añaden al valor histórico del Atlas un valor artístico e iconográfico de gran interés. Algunas páginas, evidentemente, necesitarán de algún arreglo de restauración. El Atlas, de grandes dimensiones (55×70),
aumentará el fondo bibliográfico del nuevo archivo de Alcalá la Real, un espacio cultural remozado que da nuevos brillos al gran complejo cultural del Convento de Capuchinos.

La Concejalía de Cultura y Universidad quiere aprovechar esta nota de prensa para agradecer públicamente al Sr. Sánchez Cañete la donación realizada, como muestra del interés por la conservación y ampliación de los fondos bibliográficos a favor del patrimonio histórico y cultural de la ciudad.
Rafael Hinojosa añade también que el Archivo va a disponer de una serie de vitrinas ordenadas para las posibles donaciones que pueden realizarse en el futuro, y destaca la importancia de que los particulares ofrezcan como legado documentos que, de otra manera, probablemente se perderían.