Escudo Alcala la Real
El Entramado Urbano

Inicio/Turismo y Patrimonio/Conjunto Monumental Fortaleza de la Mota/Acércate al Conjunto Monumental/El Entramado Urbano
El Entramado Urbano
entramado urbanoLa trama urbana de la antigua ciudad amurallada de Alcalá está condicionada tanto por el devenir histórico, como por la propia morfología del cerro. La falta de espacio interior, debido a la existencia de los diferentes lienzos de muralla, los escarpado del cerro y el abandono progresivo del mismo determinan el trazado de calles, plazas y viviendas.

La escasez de espacio provocó la reutilización continua del espacio, generando calles pequeñas, con viviendas de varias plantas, que se fueron adaptando a la cada vez mayor presión demográfica. Poco a poco, la población fue extendiéndose hacia el llano, pasando a ocupar primero, los arrabales de la ciudad y, después, abandonando la parte alta, cada vez más inhóspita y aislada.

Este proceso de despoblamiento sistemático provocó la ruina y abandono de numerosos inmuebles, la reutilización de materiales en las nuevas construcciones fuera de las murallas y la desaparición de la gran mayoría de edificaciones de la antigua ciudad, pasando a convertirse en escombrera, vertedero y cementerio municipal.


LA VIDA DOMESTICA
LAS VIVIENDAS

El hecho de que las casas y viviendas fueran progresivamente desmanteladas y reutilizadas hace bastante difícil reconstruir como sería una de las viviendas de la antigua ciudad amurallada de la época del s. XV. Pero si se puede obtener una aproximación bastante fidedigna, en referencia a los materiales empleados y los elementos que las componían.

Muros de piedra, de sillares o mampostería, pavimentos de canto rodado, en su mayoría, junto a otros de ladrillo y tierra batida, predomina por toda la ciudad, cubierta de teja de tipo árabe, con el interior de las habitaciones enlucidas con mortero de cal y yeso.

Como generalidad, apuntar que las viviendas se articularían en torno a un patio central. En la planta baja y la zona de sótano y semisótano, los espacios destinados a bodega, almacén y cuadra. A partir de aquí, mediante escaleras, se accedería a las plantas superiores.
 

CALLES Y PLAZAS
CALLES

Gracias a la conservación de diferentes Padrones de la ciudad, se ha podido conocer el nombre de numerosas calles de la antigua ciudad, así como quienes habitaban en ella. Por lo general, el trazado de las calles es bastante sinuoso y estrecho, con la presencia de algunas calles ciegas. Destacan en especial, los caminos de ronda interiores, que recorren el perímetro de la muralla, así como algunas calles que articulan de forma reticular la trama urbana. Calle Despeñacaballos, la Calancha, del Preceptor o del trabuquete son algunos ejemplos de ello.

entramado urbano
 
zona este

PLAZA BAJA

Este espacio urbano fue zona de mercado, con tenderetes portátiles para mercaderes, buhoneros y regatones. En los bajos de los edificios se alojaban comercios permanentes, como los talleres de zapateros y tejedores, boticas y algún mesón. Sin embargo, su recinto quedó reducido a comienzos del XVII, tras la construcción de la cabecera de la Iglesia Mayor Abacial.

 



PLAZA ALTA

entramado urbanoEste espacio sobresaliente del casco urbano es el lugar de encuentro y festejos. En origen, de trazado irregular y oblongo (más largo que ancho), fue la medina musulmana. Aquí se encontraban la mezquita aljama, el alcázar-palacio de los Banu Said y la Torre de la Cárcel.

La Plaza Alta sufrió varias modificaciones y ampliaciones a lo largo del siglo XIV, al rodearse de construcciones singulares, como miradores y mansiones señoriales de los linajes más nobles, o corredores de dos plantas, para tiendas y escribanos públicos. Destaca también la del Farol, que orientaba en la noche a los cautivos huidos de Granada. Por último, cabe señalar los edificios religiosos y civiles que magnifican este espacio, como las Casas del Cabildo, la Iglesia Mayor Abacial, la Capilla del Deán, y la Casa de la Justicia, donde residía el corregidor.

Circundada por dichas estructuras, la Plaza Alta fue el marco donde se desarrollaba la vida pública de carácter oficial en Alcalá la Real.
 
 

BARRIOS DE LA CIUDAD

Dentro de la ciudad amurallada existían tres barrios:
  • El barrio Militar que ocupaba el sector noreste del cerro. En él se diferenciaban los dos espacios ya mencionados: la Alcazaba y dependencias militares próximas.
  • El barrio Noble o Medina, en el sector suroriental del cerro, que alojaba dos grandes espacios: la plaza Alta, donde se congregaban la Iglesia Mayor Abacial, las Casas de Cabildo, corredores y casas de la justicia; y la plaza baja, lugar comercial, vertebrada por la calle de despeñacaballos.
  • Por último, El Bahondillo o barrio popular que reunía al común de la población y estaba ubicado en el sector occidental del cerro.
 

entramado urbanoARRABALES

Durante la Baja Edad Media, y debido a la presión demográfica, aparecieron una serie de barrios extramuros o arrabales.
  • El arrabal viejo, o de santo domingo, estaba al sur y este de la fortaleza. de origen islámico, hubo en él una pequeña mezquita sobre la que después se construyó la iglesia de santo domingo de silos.
  • El barrio del adarve, también en el sector sur y de reducidas dimensiones, se protegía por la segunda línea de murallas.
  • El barrio nuevo, se extendía hacia el nordeste de la fortaleza. Ocupaba un amplio espacio y tenia cerca numerosas estructuras, como las entrepuertas, el huerto de Moriana o el núcleo comercial del Albaicín. Según se avanzaba hacia el norte, este sector se denominaba arrabal de san Sebastian, por la ermita de este nombre y, más tarde, de san francisco, por el convento allí erigido. por la zona discurría la calle de los mesones, llamados así por los que allí se hallaban, junto a las tabernas y posadas
  • El arrabal de san Bartolomé se ubicaba al oeste de la mota y se sabe que era utilizado por los granadinos para acampar cuando organizaban campañas militares contra la villa.
 

arrabal de santo domingoSISTEMA DE ABASTECIMIENTO DE AGUAS

AL SER LA MOTA UN RECINTO amurallado, necesitaba infraestructuras que garantizaran el suministro de agua, y víveres de la población, así como la evacuación de las aguas residuales. El abastecimiento se garantizaba con una amplia red de aljibes y pozos distribuidos por todo el cerro, tanto de propiedad privada como pública.

La red de saneamiento de la ciudad se articulaba en tres niveles diferentes. En primer lugar el interior de la vivienda. El segundo nivel, el sistema que canalizaba los líquidos desde el interior de la vivienda hacia la propia calle y, por último, desde las diferentes calles y plazas hacia el exterior de los tramos de muralla.
Tres niveles de evacuación.

Los aljibes eran, en su mayoría, subterráneos, excavados en la roca, y en ellos se almacenaba el agua procedente de la lluvia. En ocasiones, su interior se impermeabilizaba co n pintura roja a la almagra, fabricada con oxido de hierro, que evitaba las filtraciones e impedía su deterioro. En el recinto de la antigua ciudad amurallada, existen aljibes de diferentes épocas, de tradición romana, islámicos, con formas y tamaños diversos (circulares, de piedra, excavados en la arcilla, elípticos, rectangulares). Junto a estos, también es evidente la presencia de diferentes pozos y veneros de agua, que captaban el líquido que filtraba a través del propio roquedo del cerro.aljibe islamico
 
Certificación Doble A
Portal desarrollado por N-Idea. Nuevas Ideas
Ayuntamiento de Alcalá la Real | Contacta | Mapa Web | RSS Fuente RSS