Escudo Alcala la Real
Sistema defensivo. Las Atalayas

Inicio/Turismo y Patrimonio/Conoce Alcalá/Historia/Encrucijada en el Tiempo/Sistema defensivo. Las Atalayas
Sistema defensivo. Las Atalayas
area de turismo

atalayasPuede descargar el PDF informativo pulsando sobre el enlace.

La estrategia militar en la Edad Media daba gran importancia a las torres vigía. Estas servían como posiciones avanzadas que informaban de los movimientos del enemigo y de sus posibles ataques.

En torno a Alcalá la Real se configuró un amplio dispositivo de atalayas cristianas y musulmanas, como llave del sistema fronterizo en la Baja Edad Media, poniendo en contacto castillos y ciudades como Alcaudete, Moclín y la propia Alhambra.

Las atalayas de la zona se diferencian en cuanto a tamaño, altura y fábrica constructiva. De forma tradicional se ha diferenciado entre atalayas cristianas y musulmanas, pero en origen, todas se construyen en momentos de apogeo de la presencia islámica, siendo utilizadas como elementos de comunicación entre las plazas y castillos que salpicaban el territorio.

Las torres del término de Alcalá la Real presentan en su mayoría una forma cilíndrica, con una altura aproximada de 11m. y un diámetro de 5m. Tienen en su interior una habitación elevada, cubierta con una bóveda. Además de la puerta de acceso al interior, se localiza la chimenea para las ahumadas y una escalera interior para subir a la terraza, donde se hacían los fuegos o almenaras.

mapa de atalayas

La evolución de la frontera se puede observar en la atalayas. Si bien las que se sitúan al norte, presentan forma cilíndrica y están construidas a base de mortero y adobe, las que se encuentran al sur, sufren una importante transformación, siendo reforzadas con sillares de piedra, y apareciendo una base trapezoidal y matacanes en la arte superior.
 
El funcionamiento debía ser el siguiente:

Una vez que el torrero encargado de vigilar desde la atalaya de frontera observaba algún tipo de peligro, daba la señal a la siguiente torre, haciendo la “ahumada” o encendiendo el fuego si era de noche. Éstas se hacían quemando esparto húmedo o seco, respectivamente. La siguiente torre realizaba la misma operación, y así sucesivamente, la alerta llegaba a la alcazaba más próxima, dándose la señal de alarma y concentrando las tropas en el patio de armas,

Al mismo tiempo que se daba la señal, salía de la torre un jinete con dirección a la Fortaleza. Dependía de la importancia del ataque el hecho de que la señal de aviso continuara hasta una fortaleza de mayor rango o afrontaran ellos mismos el peligro.

Las atalayas de Alcalá la Real presentan un estado de conservación variado, que va desde aquellas que presentan un estado de destrucción y pérdida casi total (Guadalquita), hasta aquellas otras que se conservan bastante bien ( Dehesilla, Las Mimbres, Charilla, Torre Norte).
  La Ruta de las Atalayas es una ruta de senderismo que permite acercarse a conocer más de cerca estos elementos de arquitectura militar. Desde el casco urbano se accede a dos de las torres atalayas mejor conservadas: la Torre de la Moraleja y la Torre del Cascante, ambas situadas al sur de la ciudad y declaradas Bien de Interés Cultural.
El itinerario consta de paneles direccionales, indicativos e interpretativos que ofrecen información del sistema defensivo de la frontera, en torno a la ciudad amurallada de Alcalá la Real, croquis de situación de las atalayas e información de su funcionamiento y tipología

atalayas
 

Certificación Doble A
Portal desarrollado por N-Idea. Nuevas Ideas
Ayuntamiento de Alcalá la Real | Contacta | Mapa Web | RSS Fuente RSS